BIOGRAFÍA

3D Image Slider

Mi nombre es Pablo Manzano y soy escritor, modelo profesional y actor. Empecé en el mundo de la interpretación en 2020; bueno ,eso no es totalmente cierto, pero os lo explico para que lo podáis entender.

Con 19 años decidí salir de casa y estudiar Criminología. Después de verme las 14 temporadas de CSI e imaginarme en esos escenarios, llegué a la Universidad y me di cuenta que distaba mucho de la realidad. Vamos, que no se parecía en nada. Acabé la carrera y después de hacer un Máster y un MBA, me di cuenta de lo difícil que es trabajar, así que me cambié de ciudad. Nuevo en Valladolid, trabajé en diferentes sectores y las necesidades básicas me impulsaron a hacerlo como teleoperador. Si analizamos esa etapa, se basó en convertirme en un actor para hacer creer a la gente que necesitaba un producto, que realmente no querían comprar. Vamos, tenía que hacer a diario el papel de mi vida para poder ganar algo de dinero.

Me mudé a Madrid, la ciudad de las oportunidades o, eso dicen. Gracias a una amiga trabajé también de teleoperador pero, bueno, jugaba con ventaja, ya venía con la experiencia del pasado. Causé buena impresión y me ascendieron. Empezó la venta face to face. En esta etapa es fundamental la escucha activa y la comunicación no verbal, imprescindible a la hora de interpretar una escena. Ahora no sólo tenía que conseguir que se realizaran el tratamiento, sino que tenía que convencerles de que, si no lo hacían, no serían felices. Al igual que pasa cuando te expones a una prueba de casting y tienes que convencerles de que tú eres la mejor opción.

Después de unos años, decidí cambiar de aires y entré en un proyecto interesante. Ya tenía algo de experiencia y me nombraron Director de Expansión, un título bonito, pero lleno de problemas. Me tocó reunirme con gente muy importante y cada día me convertía en un especialista del tema que se fuera a tratar en la reunión.

Si había que hablar de Big Data pues, especialista en ello. Si había que hablar de dirección de empresas, lo mismo. Lo importante era convencer a esas personas para que apoyaran con inversiones económicas el proyecto que estaba sobre la mesa.

La sociedad y el tiempo me empujaron a estudiar una oposición y me embarqué en ello. Sufrí durante 3 años y cuando ya la estaba rozando con los dedos, me quedé fuera. Lo canalicé como pude y un día que no podía dormir, empecé a escribir una historia paralela a la situación que estaba viviendo.

Conocí a una persona que me dijo que lo que hacía era brillante y confié en ella. En 15 días escribí mi primer libro. Me vine arriba y lo convertí en trilogía, en mi cabeza ya sabía cómo acababa toda la historia.

Empecé a trabajar de copywriter en redes sociales y fui capaz de, a partir de una palabra, crear cualquier tipo de texto.

Se nos ocurrió grabar una escena para promocionar el libro y me vi con fuerzas de protagonizarla. Yo no venía de nuevas, sino que ya tenía experiencia protagonizando un spot del Hotel Eurostar del Sardinero.La cámara no me daba miedo en absoluto porque disfruto cuando me coloco enfrente de ella. Me siento feliz y tranquilo realizando este tipo de trabajos, es algo que llevo dentro de mí, algo innato que llevaba mucho tiempo dormido.

Comienzo a hacer sesiones de fotos, videoclips, spots publicitarios y editoriales de moda. Y ahora busco la manera de convertir la trilogía en una serie de ficción y deseo con todas mis ganas protagonizarla, porque sé que nadie podría hacerlo mejor que yo, que he sido el creador de la historia. 

En eso se resume mi vida y experiencia, en utilizar todas las habilidades que he ido adquiriendo a lo largo del tiempo, para poder colocarme enfrente de una cámara, convertirme en el personaje y realizar el trabajo con el cien por cien de las garantías.

Por eso, al principio de estos párrafos os decía que no llevo solamente desde el año 2020, sino que llevo en esto desde siempre.